problemas frecuentes en terapia pareja

Problemas frecuentes en terapia de pareja

Como coach especializada en autoestima y relaciones de pareja, entiendo que enfrentar los desafíos en la vida amorosa puede ser un camino difícil. En este artículo, exploraremos los problemas más frecuentes que surgen en las sesiones de terapia de pareja que realizo. Quizá alguno resuene también en tu vida amorosa…

1) La falta de comunicación

La falta de comunicación es un tema omnipresente en las relaciones. Las sesiones con un psicólogo o coach pueden ayudar a desarrollar habilidades de comunicación efectivas, construyendo puentes emocionales en lugar de barreras. La comunicación asertiva es un pilar fundamental en una relación saludable, por ello será un área que, en la mayoría de los casos, se trabajará.

2) Los conflictos constantes

Los conflictos son inevitables, pero aprender a gestionarlos es esencial. En las sesiones de pareja se trabaja ¡en equipo! para convertir los desacuerdos en oportunidades de crecimiento y comprensión mutua. De hecho, cómo una pareja gestiona sus conflictos habla de cómo es la relación en sí.

3) La falta de interés o deseo

La falta de interés o deseo puede afectar la conexión emocional y física y es un problemática muy frecuente en las sesiones de pareja. En ese caso las sesiones pueden convertirse en un espacio el que, a través de la conversación y ejercicios se active el interés y admiración mutuas y ello contribuya a reavivar la llama, explorar nuevas facetas de la pareja así como a reconstruir la intimidad afectada.

4) La desconfianza

La confianza en una mism@ así como en el otro y en la relación es vital, pero a veces se ve amenazada. En la terapia de pareja se adentrará, sin juicio, en los orígenes de la pérdida de la confianza y se proporcionarán herramientas para reconstruir, poco a poco, la confianza perdida para así crear una base sólida para el futuro que también nos permita disfrutar del presente.

5) La infidelidad

La infidelidad es un tema delicado pero muy común en las sesiones que realizo con mis clientes, tanto de forma individual como de pareja. Cuando se aborda la infidelidad, como coach de autoestima y relaciones, es esencial abordar el tema con empatía, comprensión y orientación constructiva, generando, desde el inicio, un espacio de confianza y cero juicio. Es importante que el profesional ayude a crear un ambiente de cercanía y apertura para que la pareja o persona se sienta acompañada en aquello que necesita soltar, compartir, expresar….

A lo largo de las sesiones damos espacio a las emociones y pensamientos para que, poco a poco, se pueda abrir un camino hacia una posible reconstrucción después de una traición.

Si quieres leer más sobre cómo se aborda la infidelidad en la terapia de pareja próximamente publicaré un post sobre ello.

6) Relación tóxica

Las relaciones tóxicas pueden ser destructivas y son, lamentablemente, más frecuentes de lo que pensamos. En este caso las sesiones con un coach pueden ayudar a identificar y cambiar patrones perjudiciales, fomentando una relación más saludable.

7) Desconexión emocional

La desconexión emocional es uno más de los problemas frecuentes en terapia de pareja. De hecho, es un desafío muy común que nos apaga como pareja generando un vacío mutuo así como cierto «apalancamiento» por la falta de motivación. El resultado: uno evoluciona hacia un lado y el otro par el otro. ¿Te suena? Veremos cómo la terapia puede ser una herramienta eficaz para re-conectar, redescubrirse mutuamente y revitalizar la relación.

8) Desafíos de la Maternidad/Paternidad

La llegada de los hijos trae consigo, con frecuencia, ciertas complejidades en la relación de pareja. En estas situaciones las sesiones de pareja pueden ofrecer apoyo y estrategias para abordar los cambios y desafíos que surgen en esta etapa de nuestras vidas creando también un espacio de desahogo para que, poco a poco, y a través de ejercicios, ello aporte nuevamente fuerza, claridad, calma, oxígeno, rumbo, sentido y unión. 

 

Conclusión:

Abordar temas como la falta de comunicación, los conflictos, la falta de deseo, la infidelidad, y otros desafíos, no es un proceso fácil, pero es esencial. En cada sesión, y con mucha delicadeza se teje un tapiz de confianza y comprensión, proporcionando un espacio seguro donde las parejas pueden enfrentar sus miedos, desafíos y esperanzas compartidas.

De hecho, cada pareja es única, y los enfoques pueden adaptarse según las circunstancias y las personalidades involucradas.

Eso convierte mi profesión en una misión fascinante y muy retadora ya que me pongo al servicio, observando y escuchando en cada momento, cuales son exactamente las necesidades de cada persona que contrata mis servicios.

Eso sí, el gran trabajo recae en los clientes, ya que solamente la pareja, tanto de forma común como individual podrá lograr los objetivos que se propone. Mi rol es aportar herramientas para contribuir al éxito.

 

Espero que te haya ayudado este artículo.

Si quieres saber más sobre cómo funcionan las sesiones de pareja, te dejo aquí otro post que he escrito para que tengas aún más información.

¡Gracias por leerme!

¡Y hasta muy pronto!

Anna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

¿Para qué sirve la terapia de pareja y cuándo ir?

¿Para qué sirve la terapia de pareja? En el mundo de las relaciones de pareja, la terapia se erige como …

Te revelo una pregunta poderosa

Una de mis preguntas preferidas es: ¿A qué estás dispuest@ a decir que no para lograr tu objetivo? Es una …

Reflexiones sobre los días de mierda

Este breve post va sobre los días de mierda. Esos días en los que todo se tuerce y no hay …

Te cuento algo sobre mí referente a las series

Hoy me apetece compartir que… En tres años solo he visto una mini serie (y otra que empecé) y dos …

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?